Archivos para septiembre, 2014

Uno de los últimos post de Francisco Torreblanca, La actitud en el punto de venta, analiza el comportamiento los responsables de venta, como últimos representantes de la marca. “Son comportamientos no conscientes pero que podemos corregir y mejorar. No es una crítica, es una alerta, porque las marcas hoy no pueden permitirse estos privilegios…”

Este “tirón de orejas”, disfrazado de advertencia, me sirve para introducir lo que, hoy por hoy, supone un quebradero de cabeza para la mayor parte de las marcas existentes.

¿Pueden las marcas permitirse estos excesos, aunque tenga un gran producto o servicio? ¿Sean grandes o pequeñas?

Lo cierto es que no. Porque tal y como apunta Torreblanca, son pequeños detalles que marcan una gran diferencia. Ya no basta tener el mejor producto o servicio, el diseño más atractivo o el servicio post venta más eficiente. Todo tiene que seguir el mismo discurso de principio a fin. Necesitan un elemento diferenciador, algo que ayude a lo tangible a generar un valor añadido.

Valor añadido

Humanización de la marca

Ha llegado la gran oportunidad para lo intangible.

Muchas veces no es falta de profesionalidad, ni siquiera de Knowhow. Probablemente no se le ha dado la importancia que se merece a la actitud o  al papel  fundamental que juegan los valores.

Con ello me refiero a una herramienta de liderazgo y dirección empresarial llamada Dirección por Valores (DpV). Esta herramienta permitiría establecer una conexión entre los valores de marca y los valores, inherentes, de los trabajadores, creando una alineación, entre ambos, y un mayor sentimiento de pertenencia.

DpV

Dirección Por Valores

¿Sería más eficiente una marca que tuviera empleados que representaran esos valores de forma natural? ¿Serían sus empleados más eficientes si no tuvieran que fingir, lo que no son, trabajando para una marca que predica con sus creencias? ¿Podríamos generar valor añadido? ¿Sería la herramienta de diferenciación frente a la competencia?

Todas esas preguntas seguramente estén buscando sus respuestas en la DpV.

 

 

 

 

 

Punto y seguido

Publicado: septiembre 24, 2014 en Uncategorized

Hoy es el primer día de una nueva etapa. El sábado bajó el telón de una experiencia, de un ciclo llamado Macom 5.

No sé si es cosa mía, o de la edad, pero últimamente tengo la sensación de ser una nómada que vaga por la vida y que cuando quiero darme cuenta, tengo que volver a hacer la maleta para reanudar mi camino.

mujer-caminando-por-carretera-con-maleta-y-globos-720x300

Sin embargo, por raro que parezca mi equipaje cada vez abulta más pero pesa menos. Quizá porque he decidido quedarme con con aquello que enriquece el alma. Como decía mi abuelo materno: “fíjate en lo mejor de cada persona, que para malo ya tenemos bastante con lo nuestro.”

Ya estoy en camino y de la mano de esas miradas de complicidad, de los nervios y segundos de pánico, de lágrimas de alegría acompañadas de los acordes de sonrisas, incluso de ecos de silencios… Momentos únicos e irrepetibles, que forman parte de lo que soy y seré.

Pero no pretendo llevármelo todo. Os ofrezco mi tesoro más preciado: mi tiempo, mis oídos por si necesitáis que os escuchen y mis palabras en forma de consejo. Nunca olvidéis que detrás de la tormenta siempre llega la calma, pero mientras tanto intenta bailar bajo la lluvia. Que la vida es muy “canalla” y puede darte la espalda, pero cuando menos te los esperas, se presenta una oportunidad. Sed valientes y “tocadle el culo”…

No era mi propósito destrozar lo que parecía ser una bonita carta de hasta luego, ni siquiera hacer populismo. Simplemente, recordaros que en vosotros está, simplemente, lo que he intentado llevarme: lo mejor.

Risto Mejide dice que crecer es aprender a despedirse, para mí es saber dejar una puerta entreabierta.

Por cierto, esto no es una despedida. Sólo un punto y seguido.

 

hasta-pronto