Posts etiquetados ‘marca’

El pasado 24 de mayo estuve en las jornadas de Internet y la oportunidad de cambiarlo todo, en Alcoy. Independientemente del atractivo cartel de participantes que dieron vida al evento, una va con la intención de aprender, actualizarse, o al menos de extraer tus propias conclusiones.

REFLEXIÓN

Hace ya 9 años desde aquella práctica universitaria de Imagen Corporativa, en la que tenía que hacer un logo o logotipo sobre mí misma como marca.

En aquellos años… era impensable que una persona como yo, anónima  y de círculos reducidos, pudiera imaginarse ser una marca.  Teniendo en cuenta todas esas imágenes que se agolpan en tu cabeza cada vez que oyes la palabra “marca”.

Marcas

Sin embargo el mundo, las herramientas, la mentalidad, el mercado, las tecnologías han cambiado 180º más.

Pero lo asombroso de todo ésto es que todo está por hacer y todo puede cambiar, porque hoy más que nunca tú y yo podemos ser una marca más gracias al momento y las circunstancias que estamos viviendo.

Es cierto que la situación es dura, caótica, incluso insultantemente vergonzosa, pero lamentarse y esperar no es la solución a los problemas.

Es aquí y ahora cuando nuestra mente debe aplicar ese pensamiento lateral y aprovechar la coyuntura utilizar ese trampolín para pasar del silencio al ruido, de lo invisible a lo visible.

Pero cuál sería el camino, la guía para lograr que algo suceda y que el viento sople de manera diferente.

No puedo darte la fórmula del éxito al 100% pero sí puedo darte un consejo:  I+P.  Invierte en ILUSIÓN  y en las PERSONAS. Quizás ése sea el gran recurso en el que empresas, marcas, incluso nosotros mismos debamos tener presente para superar cualquier tipo de obstáculo.

Nunca tires la toalla, no te rindas… la ilusión mueve montañas, hace lo imposible, posible. Da igual que caigas, que te equivoques, sé consciente de que siempre te puedes levantar.

Por otro lado,  qué mejor valor añadido puede haber que el de las personas. Su formación, su creatividad, su propia idiosincrasia… Sólo tienes que pensar una cosa: “Si las marcas buscan desesperadamente humanizarse, quizá yo sea el tipo de persona que necesitan”.

Probablemente me haya quedado un discruso demasiado demagógico, incluso populista, pero hace una década era invisible. Hoy gracias a todas las herramientas que tengo a mi alcance, conozco a gente de Madrid, Zaragoza, México, Venezuela, Alemania hasta del pueblo de al  lado. Personas que sin verlas enriquecen mi vida hasta el punto de conseguir que sea totalmente diferente.

Gracias a tod@s ell@!!!

Ah!!  Y nunca olvides que  la ilusión es lo último que se pierde.

426695_10151677172544415_1121204723_n

Anuncios

No es tan raro que la infidelidad, a pesar de lo que ha cambiado el mundo, es uno de los principales motivos de divorcio en el mundo entero. Y si llegamos a traicionar la confianza de una persona a la que amamos, imagínense lo que somos capaces de hacerle a una marca.

Para mí el mundo de las marcas han tenido 3 etapas hasta el día de hoy: expansionista, socialmente responsable y humana. De hecho, es bastante paradójico vivir en una sociedad en la que existe la necesidad de digitalizarse, mientras que a las marcas se les exige humanización y empatía para ganarse el afecto de su público.

Ahora hay que vender más que nunca, tenemos que diferenciarnos… Ya no sirven de nada las promesas de no explotar en el tercer mundo, de preservar el medio ambiente, o de realizar labores sociales en la comunidad. Ahora las marcas van a querer ser nuestros “colegas”. Van a preocuparse de como estamos, incluso van a ser testigos de dónde nos vamos en verano. Ahora ha llegado el community manager. Él/ella  será el alma y la voz que interiorice nuestra filosofía, nuestros valores de marca… todo sea por vender. Vamos a generar engagement, o lazos de unión.

Sin embargo, las marcas siguen siendo marcas y su cometido es vender. Pero a diferencia de otros tiempos, su sobreexposición genera un arma de doble filo. Si haces daño a uno puede hacer que se subleven cientos. Del mismo modo que si tu competencia regala algo, te abandonan sin piedad.

Cuántos quebraderos de cabeza, cuántos informes y en definitiva, cuántos cambios en tu estrategia para gustar, para fidelizar… si tu relación cambia en un click.