Posts etiquetados ‘pensamiento lateral’

Querido amigo Google,

Por más que miro atrás no logro recordar cuando fue la primera vez que nos conocimos.

Eres ése tipo de amigos que ha conseguido hacerse como “de la familia”, a pesar de que hubiesen o hayan otros como Altavista, Bing,Yahoo, etc.

Lo cierto es que siempre que he necesitado algo has estado ahí contestando todas mis preguntas, saciando mi curiosidad, incluso haciéndome una pensadora perezosa, como no hace mucho apuntaba en su blog FranTorreblanca sobre el efecto Google.

google

Sin embargo, reconozco que has cambiado mucho… te creciste y pasaste a ser el “listillo” del grupo.

Viste el potencial de Youtube y lo compraste, si necesito ir a un sito me ofreces Google maps, etc. Te has cegado tanto, que para hacerme visible te atreves a traficar con programas de publicidad (Google Adwords), incluso has creado tu propia red social (Google+) con la intención de jorabar a Facebook y compañía.

Pero déjame decirte algo desde el cariño que te tengo: te has convertido en el empollón de la clase, que se ofende  y patalea si comparto información  de usuario con otros, utilizando como moneda de cambio el posicionamiento. Y hasta cierto punto, la jugada te ha salido redonda.

Aunque tú y yo sabemos que hay algo que no has podido conseguir, porque alguien se te ha adelantado. Alguien ha sido capaz de poder acceder a uno de los secretos mejor guardados: el lado más humano de los usuari@s.

Ése alguien se llama Whatsapp y se ha convertido en nuestro mejor amigo. 

thumb_I_LOVE_WhatsApp_Lo cierto es que nadie mejor que tu “wasap” sabe cómo te sientes, con quién y de qué hablas, qué piensas en cada momento… Fíjate si es poderoso que conoce hasta nuestros pensamientos más íntimos. Acaso nunca has estado en un grupo y te has ido a otro grupo, incluso con tu colega de turno para “comentar”, de forma paralela, lo que verdaderamente piensas al respecto.

Y cómo no, te diste cuenta de eso y en mayo del 2013 lanzaste algo llamado Hangout, para intentar conseguir lo que Whatsapp se ha alcanzado y piensa explotar (no nos engañemos).

Hasta cierto punto, te entiendo. La información es poder y tú de éso sabes bastante.

hangouts vs whatsapp

No sé si podrás hacerle competencia o si intentarás comprarlo, pero mi mejor amigo es Whatsapp… Y LO SABES!!!

Anuncios

“No sé como decirte, que he perdido los zapatos otra vez

que he roto la copa de tus sueños bonitos contigo...”

Así empieza la canción No sé como decirte de Nena Daconte. La historia de una ruptura sentimental donde la protagonista no sabe encajar su vida cotidiana sin él. Much@s de vosotr@s pensaréis qué tiene que ver ésto con un blog de este tipo. Sencillo: TODO.

Qué rotundidad tan atrevida, por mi parte.  Pero pensémoslo sólo un momento. Cuántas personas, negocios, marcas, etc. no se han encontrado alguna vez en su vida desubicados, perdidos por las circunstancias (directas e indirectas). Cuántos de ell@s han anhelado lo que fueron y ya no son.

Desde que estoy cursando la quinta edición del Máster Dirección de Marketing y Comunicación Empresarial-UPV (MACOM5) no sólo estoy aprendiendo, sino que voy conociendo a personas que un día perdieron sus zapatos o, simplemente, se dieron cuenta de que no habían encontrado su horma para continuar su camino.

zapatos

Por esta razón escribo este post  porque nunca es demasiado tarde para nada, para nadie…

Equivocarse, perderse, caerse, es inevitable y necesario. De dónde si no saldría el instinto de superación, la creatividad y la capacidad de reinventarnos a nostr@s mism@s o nuestros proyectos/negocios.

Sentir miedo no es malo, es humano y natural. Somos un conjunto de virtudes y defectos con un objetivo común: descubrir quiénes queremos ser y hasta dónde pretendemos caminar.

Nunca olvides que somos capaces de superarlo todo, incluso a nosotros mismos. Sólo tienes que tomar una decisión: vivir del recuerdo o aprender de él y continuar.

En cuanto a la rotundidad y al paralelismo con la canción, parece que ahora sí tiene sentido. Empresas, proyectos, iniciativas, marcas… tod@s ell@s tienen un denominador común: EL CAPITAL HUMANO.

Probablemente no te hayas dado cuenta, pero si yo estoy aquí es porque probablemente haya perdido mis zapatos o simplemente me haya cansado de llevar siempre los mismos.

Travel2_larghe[1]

El pasado 24 de mayo estuve en las jornadas de Internet y la oportunidad de cambiarlo todo, en Alcoy. Independientemente del atractivo cartel de participantes que dieron vida al evento, una va con la intención de aprender, actualizarse, o al menos de extraer tus propias conclusiones.

REFLEXIÓN

Hace ya 9 años desde aquella práctica universitaria de Imagen Corporativa, en la que tenía que hacer un logo o logotipo sobre mí misma como marca.

En aquellos años… era impensable que una persona como yo, anónima  y de círculos reducidos, pudiera imaginarse ser una marca.  Teniendo en cuenta todas esas imágenes que se agolpan en tu cabeza cada vez que oyes la palabra “marca”.

Marcas

Sin embargo el mundo, las herramientas, la mentalidad, el mercado, las tecnologías han cambiado 180º más.

Pero lo asombroso de todo ésto es que todo está por hacer y todo puede cambiar, porque hoy más que nunca tú y yo podemos ser una marca más gracias al momento y las circunstancias que estamos viviendo.

Es cierto que la situación es dura, caótica, incluso insultantemente vergonzosa, pero lamentarse y esperar no es la solución a los problemas.

Es aquí y ahora cuando nuestra mente debe aplicar ese pensamiento lateral y aprovechar la coyuntura utilizar ese trampolín para pasar del silencio al ruido, de lo invisible a lo visible.

Pero cuál sería el camino, la guía para lograr que algo suceda y que el viento sople de manera diferente.

No puedo darte la fórmula del éxito al 100% pero sí puedo darte un consejo:  I+P.  Invierte en ILUSIÓN  y en las PERSONAS. Quizás ése sea el gran recurso en el que empresas, marcas, incluso nosotros mismos debamos tener presente para superar cualquier tipo de obstáculo.

Nunca tires la toalla, no te rindas… la ilusión mueve montañas, hace lo imposible, posible. Da igual que caigas, que te equivoques, sé consciente de que siempre te puedes levantar.

Por otro lado,  qué mejor valor añadido puede haber que el de las personas. Su formación, su creatividad, su propia idiosincrasia… Sólo tienes que pensar una cosa: “Si las marcas buscan desesperadamente humanizarse, quizá yo sea el tipo de persona que necesitan”.

Probablemente me haya quedado un discruso demasiado demagógico, incluso populista, pero hace una década era invisible. Hoy gracias a todas las herramientas que tengo a mi alcance, conozco a gente de Madrid, Zaragoza, México, Venezuela, Alemania hasta del pueblo de al  lado. Personas que sin verlas enriquecen mi vida hasta el punto de conseguir que sea totalmente diferente.

Gracias a tod@s ell@!!!

Ah!!  Y nunca olvides que  la ilusión es lo último que se pierde.

426695_10151677172544415_1121204723_n