Archivos para octubre, 2012

Muchas de las obsesiones de un community (y de sus jefes, sobre todo) es el incremento del número de fans o followers en sus redes sociales.  Y tanto es así que a mí misma me está empezando a afectar. Ha pasado de ser un reto a ser mi talón de Aquiles, mi dedo en la llaga.

Una de las buenas nuevas es que Facebook y Twitter están tomando medidas al respecto. “Tramposill@s” o “desesperad@s” CMs del mundo, vuestra compra fraudulenta de popularidad tiene los días contados.

Bien es cierto, que soy de la clase de personas a las que les gusta quemar hasta el último cartucho antes de tener que recurrir a las “malas artes”. Aunque es una labor ardua y larga en el tiempo.

Por mi día a día puedo decir que Twitter es más agradecida, en cuanto a la conservación y aumento de seguidores, que Facebook.  Probablemente ésto se debe a lo difícil que es saturar de contenidos a tus followers, por el formato que tiene esta red social.

Por ejemplo, una de mis estrategias en Twitter es  interactuar con mis seguidores.  No voy a vomitar contenidos como las grandes marcas, porque no soy una gran marca. Mi objetivo es demostrarles que detrás de mi marca hay una persona que es capaz de felicitarles, de aconsejarles o de bromear con ell@s.

Os preguntaréis… ¿pero funciona?

Por el momento he duplicado en un mes el número de seguidores con una inversión de 0€.  Con ésto no quiero decir que mi modelo es aplicable al resto, pero si sirve en vuestro día a día. Toda ayuda es poca.

Sin embargo, Facebook se ha convertido en una pesadilla, en una obsesión.

Lo único que he conseguido en un mes y medio, ha sido que interactúen y un mayor alcance. Que no es cualquier cosa, todo sea dicho de paso.

Pero no nos engañemos, el tamaño de tu comunidad es vital. Cuanto mayor sea, más fácil  será captar nuevos adeptos y mejor rendimiento podrás sacarle a tus concursos, promociones, etc.  Por lo tanto, el tamaño sí importa.

Sintiéndolo mucho, he de confesaros que para aumentar el número de “me gustas” he tenido que recurrir a sorteos regalando un iPhone 5 si llegaba a un número determinado de fans, a dar 10€ en crédito para mi página si adivinaban mi desayuno… lo que viene siendo un soborno en toda regla.

Atrás quedaron los desayunos, las felicitaciones a tod@s las nuevas incorporaciones, los vídeos graciosos, etc. En el fondo sólo buscan beneficio. En parte, la culpa es nuestra ya que hemos canibalizado nuestras propias ventajas convirtiéndolas en desventajas. Si las redes sociales eran las herramientas para mostrar al mundo el lado humano de las marcas a un coste irrisorio, ya hemos conseguido corromperlo a golpe de aplicación.

La pregunta es si ocurrirá lo mismo con Twitter. Por el momento ya están vendiendo herramientas para realizar campañas de Marketing y los concursos para conseguir más y más seguidores aumentan de forma desmedida, desvirtuando la esencia de las redes y la profesión.